La espirulina

La espirulina

La espirulina

El super-alimento por excelencia

La espirulina, es el alimento más denso en nutrientes actualmente conocido y constituye la mayor fuente de proteínas y aminoácidos esenciales (60-70% de su peso seco) tanto del reino vegetal como animal. Además de ser extremadamente rico en vitaminas, minerales, hierro y ácido gamma-linolénico, posee ficocianina, un pigmento conocido como “el oro azul” por su fuerte actividad antioxidante y antiinflamatoria, y por aparecer en numerosos estudios que hablan de su actividad beneficiosa frente al colesterol, diabetes, cáncer y algunas enfermedades neurodegenerativas.

A modo comparativo, en una cucharada sopera de spirulina encontramos:

  • Las mismas proteínas que un huevo (pero sin grasas saturadas ni colesterol)
  • El mismo calcio que en 1 vaso de leche.
  • El mismo hierro que en un bol de lentejas.
  • El mismo b-caroteno que en 6 zanahorias.
  • El mismo ácido gamma linoleico que 1 cápsula de aceite de onagra.

INFORMACIÓN NUTRICIONAL

(click aquí para obtener más información)

¿Cuándo?

¿Cuánto?

¿Cómo?

La espirulina se puede consumir:

  • A lo largo del año para prevenir las carencias nutricionales y llevar una vida sana y saludable.
  • Durante temporadas concretas ( 3 meses ) ante situaciones de estrés, falta de hierro, cansancio o para aumentar el rendimiento deportivo ante una prueba específica.

Si prefieres un consumo regular a lo largo del año, se recomienda consumir entre 1 y 2 cucharadas de café bien colmadas al día (de 3 a 6 g)

Si necesitas un consumo temporal, se recomienda 3 cucharadas de café al día o 1 sopera bien colmada. ( de 9 a 10 g).

Gracias a este nuevo formato en ramas, puedes incorporara a la dieta de manera muy sencilla, añadiendo una cucharada a tus tostadas, yogurt o cremas. También se puede espolvorear en ensaladas, arroces, batidos, el pesto de la pasta o en el guacamole/Combínala con tus mejores recetas

  • Buena para ti
    • Ayuda a la recuperación muscular de los deportistas y aporta una fuente de proteínas completas y de fácil asimilación.
    • Alimento aliado para la nutrición preventiva. Evita las anemias y carencias nutricionales.
    • Detox. Su alto contenido en clorofila y otros pigmentos nos ayuda a eliminar los metales pesados. Limpia y purifica.
    • Contribuye al refuerzo del sistema inmunitario gracias a la ficocianina, pigmento altamente antioxidante que le da el color azul.
    • Previene y reduce los efectos de enfermedades como parkinson, alzheimer, diabetes o colesterol
  • Buena para la Tierra
    • Se necesita 40 veces menos cantidad de agua para producir 1kg de proteínas de espirulina que para producir 1kg de proteínas de carne.
    • 1 hectárea de cultivo de espirulina capta 5 veces más de CO2 que 1 hectárea de bosque.
    • En lugares, donde el espacio y el agua son recursos limitados, son una alternativa perfecta para producciones coherentes y ecológicas: nos aporta salud y oxígeno.

La ONU recomienda

Actualmente la ONU recomienda el empleo de la espirulina contra la desnutrición en situaciones de emergencia humanitaria y como alternativa hacia un desarrollo más sostenible.

También se aconseja su consumo en occidente para evitar problemas de malnutrición causados por una alimentación poco cuidada o por regímenes adelgazantes. Una buena opción para adelgazar es el consumo de espirulina media hora antes de cada comida, ya que su fuerte aporte proteico, no nos hace perder peso pero tiene efecto de saciedad.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar